Pequeñas dosis de actividad física, como subir las escaleras o rastrillar las hojas, a lo largo del día pueden ser tan beneficiosas para la salud como un viaje al gimnasio, según un nuevo estudio.

tareas diarias

Los investigadores observaron a más de 6.000 estadounidenses adultos y encontraron que este enfoque de un estilo de vida activo parece ser tan efectivo como el ejercicio estructurado para proporcionar beneficios para la salud como la prevención de la hipertensión arterial, el colesterol alto y el grupo de factores de riesgo conocidos como síndrome metabólico que aumenta el riesgo de enfermedad de la arteria coronaria, apoplejía y diabetes tipo 2.

Por ejemplo, en lugar de sentarse mientras se habla por teléfono, se puede aprovechar la oportunidad para entrar en algún tipo de actividad, como dar vueltas mientras se habla.

Los investigadores también encontraron que el 43% de los adultos del estudio que realizaban sesiones cortas de ejercicio cumplían con los lineamientos federales de actividad física de 30 minutos al día, en comparación con menos del 10% de aquellos que realizaban sesiones más largas.

Muchas personas dicen que no hacen ejercicio por falta de tiempo. Estos resultados son alentadores ya que muestran que la simple incorporación de movimiento en las actividades cotidianas puede proporcionar beneficios para la salud.

Esta es una forma más natural y sencilla para ejercitar. Como seres humanos estamos diseñados para mantenernos activos, y si no logramos hacerlo, pueden aparecer todo tipo de problemas de la salud que fomentan un círculo vicioso de enfermedades.

1 Comentario

  1. Tambien puedes hacerlo desde el primer escalon de una escalera terminando con tus talones por debajo de los dedos de los pies

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here